Las últimas tendencias del turismo de lujo

Captar el interés de los turistas de lujo es un reto al que muchos destinos se enfrentan en la actualidad. Para ello, es importante conocer en profundidad su perfil, sus gustos y sus exigencias, pero también estar al día de cuáles son las últimas tendencias dentro de este sector.

En un mercado tan competitivo como el actual, saber captar la atención del turista de lujo es fundamental para la supervivencia de los destinos. Se trata de ofrecer algo diferente, exclusivo, que consiga satisfacer las altas expectativas de quienes viajan para vivir una experiencia única e irrepetible. Estos turistas se caracterizan por tener un gran poder adquisitivo y por su inclinación a alojarse en hoteles de categoría superior, así como por viajar en cruceros.

El cambio de paradigma ya se ha hecho notar en el sector. Hoy en día, el lujo tiene más relación con la propia experiencia que con los formalismos que rodean a la misma, tal y como ocurría en épocas anteriores. Por ello en Overbooking Gran Canaria te damos a conocer los detalles de las últimas tendencias del turismo de lujo.

Bienestar personal

La clave se encuentra en ofrecer productos y servicios innovadores que combinen la búsqueda del bienestar personal con una experiencia de lujo genuina. A medida que el estatus social cambia, las marcas turísticas de lujo tratan de plantearse cómo están evolucionando las expectativas en torno al  bienestar y cómo pueden responder a ellas y ayudar a los turistas a cumplir sus expectativas.

Apuesta por la realidad virtual

La realidad virtual es una de las tecnologías más utilizadas para reforzar esta tendencia. El objetivo es hacer vivir al turista experiencias inmersivas que le aporten un valor diferencial sin necesidad de moverse de su casa. En un futuro no muy lejano, los amantes del lujo seguirán buscando vivencias fuera de lo habitual y que puedan ser compartidas, o productos que mejoren su bienestar.

Búsqueda de experiencias

Un creciente número de experimentados viajeros de lujo han comenzado a sentirse interesados en marcas y productos por razones de calidad. Así, muchos de ellos eligen productos y servicios que no muestren ostentación pero que sí les den la oportunidad de expresar su identidad en lugar de la prescrita por la marca.

Ahora estos consumidores buscan vivir experiencias que transmitan prestigio porque son únicas y contrastan con el lujo tradicional.

Generación de conciencia

Gracias a la mayor preocupación por el impacto de sus acciones, muchos viajeros son cada vez más conscientes de las consecuencias negativas de su consumo masivo para el medio ambiente, para la sociedad e incluso la propia salud. Esta preocupación se ha visto reforzada por la designación de 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

Existe una creciente demanda de marcas que combinan lujo y compromiso; los consumidores están más informados que nunca y no dudan en señalar a aquellas que no actúan de acuerdo con los estándares esperados en este sentido. De hecho, cada vez observan más de cerca a las grandes compañías que, por su alcance global, recursos y experiencia, pueden afrontar los retos que muchas otras no pueden asumir.

Lujo a medida

Los viajeros de lujo siempre han buscado conexiones más auténticas y profundas con los lugares que visitan; experiencias personalizadas que les ofrecen historias que contar para construir su estatus, pero sobre todo les ayudan a diferenciarse de las masas. Pero ahora muchos quieren construir experiencias que se alineen con sus intereses, necesidades y valores únicos; viajes que les permitan contar al mundo quiénes son y qué representan.