Las ventajas del Turismo sostenible

El turismo sostenible es un sector con una demanda cada vez más en alza. El pasado 2017 fue designado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de Turismo Sostenible para el Desarrollo. En Overbooking Gran Canaria te damos a conocer los beneficios de esta buena práctica.

Se conoce como turismo sostenible a aquel tipo de turismo que considera las repercusiones económicas, sociales y medioambientales, actuales y futuras, para cubrir las necesidades de los turistas, de las comunidades anfitrionas y de su correspondiente entorno.

Hoy en día, el turismo es uno de los principales impulsores de la economía al representar el 10% del PIB, el 7 % del comercio global y uno de cada once puestos de trabajo.

En 1990 hubo 25 millones de turistas internacionales, mientras que en 2016 sobrepasamos los 1.200 millones y para 2030 habremos alcanzado los 1.800 millones, según la previsión de la Organización Mundial del Turismo (OMT). El crecimiento viene acompañado de responsabilidad y el sector turístico en su conjunto debe adoptar prácticas sostenibles.

Así pues, cada vez son más las empresas turísticas que llevan a cabo buenos hábitos ambientales y sociales, logrando certificaciones o marcos ecológicos distintivos. Además, los viajeros juegan un papel fundamental como agentes de cambio positivo en la creación de un futuro más sostenible a través del turismo.

Una investigación de la  OMT refleja que entre el 10% y el 15% de los viajeros buscan algo  excepcional y único. En palabras de Fran Brasseaux, Director Ejecutivo de Fundación HSMAI “El verde ya no es sólo una tendencia. Es una forma de vida”. El crecimiento de este nuevo tipo de turista es mucho mayor en comparación con los segmentos tradicionales. Este nuevo turista se describe como una persona que busca vivir experiencias diferentes de viaje, medioambientalmente consciente y con sensibilidad hacia temas sociales y tradiciones culturales, sistemas y costumbres de los destinos visitados.

Prueba de esta realidad es la próxima Cumbre de Turismo Sostenible y Social que tendrá lugar en Cancún del 14 al 17 de marzo. En esta segunda edición intervendrán expertos nacionales e internacionales para analizar la situación actual del sector y aportar “soluciones sustentables”. En la reunión participarán expertos de España, Ecuador, Argentina, Estados Unidos, Corea, Canadá, Francia, Brasil o Perú.

Hay países que se acercan cada vez más a este modelo, como es el caso de Costa Rica, en la que miles de turistas visitan cada año el Parque Nacional Marino Ballena, ubicado en el Pacífico sur del país y en cuyas aguas es posible ver ballenas, delfines y arrecifes de coral… Una riqueza natural amenazada por el cambio climático que ya es evidente y ante el que la comunidad trabaja para adaptarse.

Ante este panorama, y para cuidar la joya que supone para su entorno, el Parque Nacional Marino Ballena ha llevado a cabo un proyecto financiado con 200.000 dólares del Fondo de Adaptación de la Convención de Cambio Climático de la ONU. Con este presupuesto se pretende trabajar en medidas de adaptación que protejan el parque nacional y a la misma economía de la zona, la cual depende un 90% del turismo.

Actualmente el turismo se ha convertido no solo en parte de nuestra cultura y en una expresión de la curiosidad innata de las personas por descubrir el mundo, sino también en un derecho en sí mismo. Actuar para invertir al máximo en las ventajas de este, a la vez que minimizamos su posible impacto negativo, es un deber de todos.