Estar presentes en las redes sociales y realizar online el proceso de compra-venta no basta. Debemos adaptarnos al turismo 4.0 ofreciendo tecnología integrada en la experiencia turística. Te contamos cómo, en cinco pasos.

España recibió el año pasado a más de 80 millones de turistas, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Pero más allá del número de personas que visitaron nuestro país, la clave es que invirtieron en sus vacaciones casi 90 millones de euros. Cifras que señalan que hay que prestar atención (aún más) a un sector que se ha convertido en las últimas décadas en uno de los que mayores flujos económicos mueve. De ahí que las empresas turísticas ya no puedan conformarse con las viejas estrategias de marketing para atraer turistas. Deben hacer uso de las herramientas que la tecnología ofrece.

Estas tecnologías se han ido implantando progresivamente por los dos grandes players del sector, las aerolíneas y las cadenas hoteleras. Pero si es cierto que estos han ido de avanzadilla, no es menos cierto que son todos los agentes implicados en el turismo quienes deben actualizar sus estrategias para acercarse al mundo tecnológico desde cada una de las vías posibles. ¿Quieres saber cómo integrar la tecnología en tu empresa turística? Atento a estas cinco estrategias.

1. Incorpora a tu base de datos un sistema integrado de información de inteligencia turística.

Es decir, minimiza esfuerzos y aumenta capacidades utilizando los recursos que la tecnología pone a tu alcance. Estos dispositivos de hardware y sistemas de software orientados a la comunicación analizan, a través de canales y sistemas, la información que se recibe de los clientes potenciales, la analiza y la selecciona. Es el poder del Big Data: tener datos de calidad que puedan ser utilizados en beneficio de ofrecer a cada viajero, precisamente, lo que está buscando.

 

2. Utiliza la realidad inmersa.

¿Qué quiere decir? Que hagas uso de ese sistema integrado de información de inteligencia turística, y lo combines con la tecnología para adelantarte a los deseos del turista: ofrece recorridos virtuales, experiencias completamente digitales. No es suficiente con vender online, has de ir más allá y ofrecer todo un paquete de experiencias tecnológicas.

 

3. Aplica un turismo 4.0.

Y no se trata solo de incorporar profesionales actualizados que entiendan las nuevas estrategias tecnológicas que demanda el mercado, sino que además deben estar abiertos a un posible turismo 5.0, 6.0… Es decir, deben contar con una necesidad vocacional de estar a la última integrada en su ADN. Las nuevas formas de viajar son tecnológicas y tienen claves específicas que si ya son utilizadas por el consumidor final, aún más deben ser intrínsecas a quien desarrolla y vende el producto.

 

4. Asegura ecosistemas sostenibles para los viajeros.

El viajero no se conforma con acudir al destino. La propuesta debe estar incentivada por unas estrategias que respeten el medioambiente y una coyuntura económica que sea sostenible no solo para el mercado, sino también para la pervivencia del hábitat. El aprendizaje cognitivo y emocional de estas tareas ha dado paso al uso de una tecnología propia que ponga las más avanzadas prestaciones al servicio del respeto medioambiental. La transformación digital no puede darse a cualquier precio, sino garantizando las normativas medioambientales. Debe liderar la innovación y diferenciar a las empresas turísticas que utilizan esta tecnología dando valores en alza.

 

5. Completa la experiencia del viajero poniendo todos los recursos tecnológicos a su alcance.

Si ya a lo largo del pasado año se asentaron con fuerza recursos tecnológicos como la tecnología por voz y la inteligencia artificial para hacer más fácil la experiencia previa del viajero; o el uso de criptomonedas o  Blockchain que ofrecen soluciones reales y experiencias de venta totalmente online, no se debe dejar de lado la actualización inmediata de avances tecnológicos. Hay que sumar.  

Hace más de veinte años que comenzó, de manera ininterrumpida y progresiva, la digitalización del sector turístico. Pero la época de las redes sociales y las apps ha quedado solo como un primer escalón de una larga escalera. La incorporación de las nuevas tecnologías, la automatización de recursos… Toda una serie de tecnologías que están al alcance del turista pero también de los agentes implicados en el viaje, de las empresas que ofrecen bienes y servicios. Elementos que ponen de manifiesto que la constante actualización de los profesionales (con formaciones, congresos, investigaciones…) es no solo una realidad, sino una evidente necesidad.

 

Organiza
Patronato de Turismo de Gran Canaria
Co-organiza
22grados

¿Te gustaría patrocinar Overbooking Gran Canaria 2019?

Te informamos de las múltiples ventajas y de cómo ser parte de este gran evento

Quiero ser patrocinador