Estrategia y gastronomía en el segundo Basecamp de #OVB18

ovb basecamp gran canaria
Durante la tarde del 14 de junio tuvo lugar el segundo Basecamp Overbooking Gran Canaria, esta vez dedicado a la Gastronomía y su papel en el Turismo. Con la apertura de Pablo Llinares, Gerente del Patronato de Turismo de Gran Canaria, y con Vanessa Morales, Head of Customer Experience en 22gradosº,  como presentadora, comenzaba este encuentro marcado por la gran participación e implicación de sus asistentes. Los ponentes Núria Galià y Carlos G. Cano aportaron sus puntos de vista sobre la temática La Gastronomía como valor en la promoción de espacios turísticos.   “Un destino, para ser considerado destino gastronómico, debe tener autenticidad y saber ser explotado” Con su experiencia en Marketing y Comunicación en la cadena de hoteles de lujo Relais & Châteaux, Núria Galià subrayó la existencia de 3 líneas para comercializar un destino gastronómico: el cliente final y la relación B2B con prensa y agencias de viaje. En su ponencia con enfoque práctico a partir de su gran experiencia en comunicación de gastronomía y lujo hizo hincapié en que la diferenciación en las acciones a realizar es primordial para generar interés. Su ponencia estuvo caracterizada por apoyarse en ejemplos reales y casos de éxito que había vivido a lo largo de su carrera profesional. “El turismo gastronómico es algo más que comer en vacaciones” El periodista y experto gastronómico de la Cadena Ser Carlos G. Cano destacó, con su selección de 10 destinos nacionales, que todos los lugares tienen sus highlights gastronómicos y que lo importante es potenciarlos con experiencias que se salgan de lo común. Bajo su firme defensa de que “todo destino es gastronómico”, recalcó que la clave es hacer vivir experiencias más allá de una habitación de hotel. Con la diferenciación que, afortunadamente, se puede encontrar en Gran Canaria, es tarea fácil. Durante el diálogo moderado por Pablo Llinares destacaron las fuertes opiniones y el debate distendido entre moderador, ponentes y público. Entre la variedad de temas tratados se consensuó que un producto local de calidad es clave para una óptima experiencia culinaria. Una tarde distendida, en la que a modo de conclusión se comprendió que  gastronomía y turismo son dos ejes cada vez más afines y necesarios para potenciar un destino.

De foodie a prescriptor de tu negocio

En España la gastronomía es uno de los factores mejor valorados por los turistas. Las redes sociales se presentan como pieza clave en la toma de decisiones de los usuarios. Foodie, palabra originaria del inglés, define a esas personas amantes de la gastronomía que no solo se conforman con comer, sino que quieren conocer el origen de los alimentos, los secretos tras su preparación o las costumbres culturales que esconden. Y que, además, quieren compartirlo en redes sociales. Con la creación de contenido, los foodies atraen a través de sus pantallas a otros posibles viajeros que pueden estar interesados en restaurantes, cafeterías, hoteles y mercados determinados. Una vez más, la presencia y, sobre todo, la estrategia en redes sociales sí importa. La presencia en redes sociales debe estar determinada por objetivos alcanzables y claramente medibles en busca de ventajas a la hora de promover la imagen de marca de nuestro establecimiento y conocer o controlar las opiniones que se publican. Según datos analizados en un encuesta de El Tenedor, los principales motivos  del sector gastronómico y turístico para mantener perfiles en redes sociales son:
  • Promoción del establecimiento
  • Atención al cliente online
  • Como herramienta de reserva
  • Para lanzar diferentes promociones y/o descuentos en la carta.
  • Fidelización de los clientes
Así, según un artículo de Andalucía LAB, Centro de innovación Turística, algunas de las prácticas más aconsejables en marketing gastronómico serían:
  1. Utiliza diversas plataformas así como portales gastronómicos
  2. Antes de hablar (publicar), escucha (observa):  busca información sobre tu público objetivo (qué redes utilizas, qué dice, etc) y sobre los competidores.
  3. Dilo con imágenes, sé creativo y recuerda que se recuerda más lo que se ve.
  4. Segmenta el mensaje, no digas lo mismo de la misma forma en todas las redes sociales. Cada red social tiene su características, adapta el mensaje a cada una.
  5. Recompensa a los clientes que compartan o creen contenido de tu restaurante, el boca a boca sigue siendo una de las estrategias más eficaces.
Las redes sociales dan la oportunidad de fidelizar clientes y que sean ellos los que se conviertan en prescriptores con sus fotos y opiniones gastronómicas. En el turismo gastronómico la presencia online es primordial para plantear un posicionamiento diferenciado.

#OVB18 Basecamp: La Gastronomía como valor en la promoción de espacios turísticos

Descubre con nosotros las claves para fidelizar sentidos y paladares a través de la gastronomía. El 14 de junio volvemos con un Basecamp en La Azotea de Benito dedicado a la importancia de la gastronomía en el turismo. Anticípate a lo que está por venir y consigue tu invitación. Dado el aumento de interés por los productos gastronómicos al viajar, ponemos el foco de atención en una tipología turística emergente. El 14 de junio esperamos dar respuestas estratégicas y definir el lujo gastronómico, normalmente mal interpretado. Según nuestros ponentes, la ostentación no siempre es sinónimo de lujo en gastronomía. Recalcar lo auténtico, simple y local, funciona. Considerando la gran riqueza culinaria propia de España, esta tarea parece sencilla. Sin embargo, ¿qué es lo que verdaderamente marca la diferencia cuando la base es buena? La estrategia. En primer lugar, Núria Galià, experta en lujo y gastronomía y ex-Directora de España, Portugal y Latino América para Relais & Châteaux, nos hablará del papel determinante de la gastronomía para la comercialización del turismo. A continuación, el periodista Carlos G. Cano comentará qué busca y llama la atención a un experto gastronómico cuando viaja. Aunque, sin lugar a dudas, el diálogo en el que participarán ambos ponentes, moderado por Pablo Llinares, Director Gerente del Patronato de Turismo de Gran Canaria, será el culmen de una velada más que esperada. En dicho diálogo no sólo se creará una interesante conversación entre los ponentes, sino que también se contará con la participación y preguntas del público. Consigue tu invitación, apunta la fecha y el lugar y prepárate para lo que está por llegar de la mano de Overbooking Gran Canaria en Comunicación y Marketing turístico.

Entrevista | Núria Galià, “el ingrediente y el sabor tienen que ser local, es la única forma de atraer y sorprender al cliente extranjero”

Núria Galià, experta en hotelería de lujo y con amplia experiencia en Relais & Château, compartirá con nosotros todo su conocimiento en lujo y gastronomía durante el segundo Overbooking Gran Canaria Basecamp. Hoy, una pequeño adelanto en forma de entrevista. De todos los conocimientos y experiencias adquiridos, ¿cuáles crees que son los más relevantes para tu actual puesto? Haber trabajado para Relais & Châteaux Internacional durante todo ese tiempo y concretamente hacerme cargo de la promoción de los establecimientos ubicados en España, Portugal y América Latina, aparte de ser un privilegio por el que me siento agradecida, me permitió conocer en profundidad los mercados internacionales y concretamente los operadores de turismo de lujo en todos ellos. Me familiaricé con el “quien es quien” en este mundo de viajes de élite. Por otro lado, también me ayudó a entender e interiorizar un tipo de lujo diferente al lujo bling bling y exhibicionista. El lujo que promueve Relais & Châteaux es un lujo más discreto, que se basa en la elegancia, el buen servicio y la atención personalizada al cliente. Es decir, hacer sentir al cliente cómodo y como en casa, alejándose de todo postureo que promueven otro tipo de marcas. Concretamente en gastronomía, Relais & Châteaux aglutina a la mitad de estrellas Michelin repartidas por el mundo. Es decir, las estrellas que poseen los chefs que son miembros de Relais & Châteaux sumadas, son la mitad de estrellas que michelin tiene otorgadas en todo el mundo. Estar al lado de estos chefs y conocerlos en persona, hace que se entiendan mucho más los procesos y las lógicas en cocina. Es un privilegio poder conocer a la persona sencilla que hay detrás de un chef mediático. Normalmente la fama les llega por el tesón que ponen a lo largo de toda su carrera, son gente entregada a su trabajo, que lo desarrollan con pasión y gracias a la constancia del día a día a lo largo de años, les acaba llegando el reconocimiento. Al fin y al cabo son personas normales que se han trabajado lo que tienen y eso se nota en la sencillez de su carácter. El turismo gastronómico está en pleno auge y cada vez está más vinculado a hoteles de lujo, ¿qué condiciones principales crees que deben darse para atraer a este tipo de turista? La gastronomía está en auge en todos los rincones del planeta. Dejando a parte que el hecho de alimentarnos es una necesidad básica, cada vez más las personas queremos experimentar nuevos sabores y nuevas formas de preparación de la comida. Especialmente cuando viajamos a otros lugares, ya sea lugares próximos, como otras regiones de España, donde siempre intentaremos comer los platos típicos de la región (quien no quiere comer la auténtica paella valenciana o las verdaderas tapas vascas, o la verdadera fabada asturiana). Las cosas cambian cuando cambiamos de continente y vamos por ejemplo a Sudamérica o a Asia, ahí sí los sabores y las diferentes cocinas son muy diferentes a las nuestras y ahí sí el comensal puede disfrutar de auténticas experiencias nuevas. Entonces referente a la pregunta, yo creo que la condición básica para atraer al cliente extranjero hacia nuestro local, tiene que ser la de la autenticidad. Es decir, ofrecerle al cliente la cocina tradicional propia de la región. Dependiendo del tipo de establecimiento esta se podrá presentar de forma tradicional o de forma más innovadora, pero el ingrediente y el sabor tienen que ser los locales, es la única forma de atraer y sorprender al cliente extranjero. Si ofrecemos comida internacional, podrán venir a nuestro local por la pura necesidad de satisfacer el hambre, pero no por la curiosidad de aprender algo nuevo a través de la cocina. ¿Qué atractivo aporta la gastronomía a los hoteles de lujo? ¿De qué forma ayuda a prestigiar el establecimiento? Hoy en día están muy de moda los chefs mediáticos. Si el hotel en cuestión puede contar con la firma de algún chef mediático, ya tiene el prestigio asegurado, aunque este sea un prestigio de doble filo, ya que el hotel queda ligado al nombre del chef, para lo bueno y para lo malo. Al ser personas mediáticas están expuestas también a que si hay alguna noticia mala entorno a su figura, ésta se magnifique y pueda llegar a perjudicar el establecimiento donde prestan su firma. Saliendo del aura mediática, tenemos muy buenos chefs en nuestro país que se esfuerzan día a día para que los platos que salen de sus cocinas sean de ejecución impecable. Es decir, no es imperativo tener un chef mediático o estrella Michelin, para obtener un reconocimiento por la labor gastronómica de nuestro establecimiento. Y por último, ¿qué podemos esperar de tu intervención en Overbooking Gran Canaria Basecamp? Intentaré transmitir mis conocimientos sobre el tema a los asistentes centrándome en la parte de promoción internacional de la gastronomía y sus implicaciones en la generación de negocio para el hotel y ponerme a disposición para resolver dudas entorno a este tema (porque estoy segura que la mayoría de asistentes, a nivel ejecución en cocina, sabrán más que yo 🙂

Entrevista a Carlos G. Cano: “el verdadero lujo gastronómico es alcanzar la felicidad a través de lo auténtico”

Carlos G Cano
Durante el próximo Overbooking Gran Canaria Basecamp del 14 de junio trataremos la temática “La Gastronomía como valor en la promoción de espacios turísticos” y a este encuentro se nos unirá Carlos G. Cano, Coordinador de la sección Gastro en la Cadena Ser. Aquí un adelanto de su intervención. Cuando se habla de excelencia y lujo gastronómico en el turismo, ¿qué definición darías? ¿expectativas para este sector? Vivimos en un mundo en el que los ricos son cada vez más ricos, así que los productos de alta gama van a seguir teniendo su público, pero lo cierto es que la excelencia y el lujo me parecen conceptos relativos. Recuerdo que, en un viaje por la provincia de Lugo, acudí a la casa de una señora que se dedicaba a elaborar y ahumar boutelos —un embutido similar al botillo del Bierzo — de forma artesanal. Mi intención era hacerle una entrevista, pero me acabó invitando a comer con su familia y me mostró la estancia en la que sus antepasados habían ahumado esos boutelos durante siglos. Recuerdo esa experiencia como algo tremendamente exclusivo. El lujo no siempre es sinónimo de caviar, champagne y áreas privadas. El verdadero lujo gastronómico es alcanzar la felicidad a través de lo auténtico y creo que el turismo gastronómico es un buen motivo para animarnos a recuperar lo perdido. En la actualidad, ¿comer a un restaurante con estrella Michelin se considera auténtico lujo o depende del número de estrellas? Depende del sitio y de a quién se lo preguntes. Hay restaurantes con una estrella Michelin que ofrecen menús de 30 euros (Nova), otros que rondan los 300 (Enigma) e incluso alguno con barra en el que te puedes pedir unas bravas por 5 o 6 (Tatau). Y los menús de los restaurantes con tres estrellas del País Vasco cuestan alrededor de 200 euros, pero para los franceses que viven a pocos kilómetros de ahí, ese precio es muy competitivo. El restaurante más caro de España no tiene estrellas Michelin (Sublimotion) y el chiringuito de Formentera en el que cobran 19 euros por una ensalada mixta, tampoco. Pero lo cierto es que muchos restaurantes con estrella Michelin están apostando por llegar a más gente y, para ello, ajustan sus márgenes al máximo y se despojan de elementos superfluos que encarecen la experiencia. Su rentabilidad, en muchos casos, se basa en las asesorías o los segundos negocios que ponen en marcha gracias al prestigio que les da la estrella. Vivir una experiencia de lujo, de todas formas, no solo depende del que cocina. La ilusión y el bagaje del que come también cuenta. Desde tu experiencia en el programa Play Gastro en la que visitas varios destinos nacionales, ¿qué aspectos consideras esenciales para la promoción gastronómica de un territorio? Lo más visible es la calidad media de los bares y restaurantes, así que cualquier iniciativa que vaya en esa dirección va ser interesante: sellos de calidad, concursos gastronómicos… También conviene abrir las puertas de lugares tan gastronómicos como una lonja, un huerto, un mercado o una fábrica de galletas, y siempre ayuda contar con algún museo o una ruta temática centrada en un producto emblemático o en un personaje histórico vinculado a la cocina. Alimentos de kilómetro cero, slow food y otras tendencias gastronómicas: ¿estrategia o imperativo de calidad? No lo definiría como un imperativo porque siempre va a haber gente dispuesta a comer barato y a la que, además, ya le viene bien comerse la misma hamburguesa en Londres, Pekín, Nueva York o Las Palmas. Pero cada vez hay más personas dispuestas a invertir en una alimentación saludable y sostenible, tanto desde el punto de vista social como medioambiental. ¿El turismo de masas afecta la experiencia gastronómica? ¿Cómo? ¡Por supuesto! No hay más que darse una vuelta por Venecia o por determinadas zonas de Barcelona, para comprobarlo. El turismo descontrolado y de bajo coste es como una plaga de termitas. No hay tasca o mercado que resista algo así, y no es lo mismo dar de comer a 20 personas que a 200. Cada destino debería cifrar su punto de equilibrio: el número aproximado de turistas capaz de garantizar la viabilidad de la mayoría de los negocios de un territorio, pero sin desvirtuar la oferta de un día para otro porque, si eso pasa, se acaba convirtiendo en un destino de lo más vulgar. En España ya tenemos experiencia en ese sentido y yo empiezo a percibir que hay quien, por superviviencia, está intentando desandar parte del camino. Los mercados de alimentación tradicionales, ¿tendencia en auge o en declive en el sector turístico? En mi opinión, transformar los mercados en parques temáticos para turistas es un error porque día a día irán perdiendo interés. Puede haber lugares destinados a la degustación, pero a mí me gusta más el Mercado Time Out de Lisboa que el (tan imitado) Mercado San Miguel de Madrid, por ejemplo. Y en todo caso es necesario que siga habiendo lugares en los que comprar producto fresco y de calidad con un trato cercano y personalizado. La solución puede pasar por lugares en los que también se combine la venta tradicional con una acción turística regulada (con visitas y talleres gastronómicos, por ejemplo) e incluso la venta telemática (convirtiéndose en una especie de pequeño almacén de frescos para Amazon o Globo). Pero los mercados forman parte de nuestro patrimonio gastronómico y no deberíamos perder lugares tan fascinantes como el Mercado de Vegueta, la Plaza de Abastos de Santiago o el Mercat Central de Valencia.