Ruperto Santana: “Las tecnologías en destinos turísticos, se están convirtiendo en factores diferenciales para fidelizar a los clientes”.

La tecnología y el turismo, ¿en qué punto se unen y con qué fin? La tecnología y el turismo, desde mi punto de vista, no se unen solamente en un punto sino que son complementarias y se necesita en multitud de puntos. A día de hoy, la tecnología es un elemento necesario e indispensable para que el turismo se desarrolle en todas sus fases previas, durante y después. El fin, es amplio pero sirve de herramienta de servicio, de apoyo, de comunicación y marketing, de gestión de procesos de optimización en las operaciones y de recopilación de resultados análisis y previsión. ¿Qué beneficios específicos se sacan de dicha unión en lo respectivo a la experiencia del cliente? Desde la perspectiva del cliente, la unión facilita los procesos de búsqueda y contratación  del destino según sus prioridades, acerca al cliente en el propio destino a las diferentes ofertas turísticas y facilita la interacción con el entorno tanto del establecimiento como del destino y su oferta. ¿Y en cuanto a la organización interna? Facilita información significativa que permite la catalogación o perfilado del cliente, permitiendo no solo procesos de previsiones sino de adaptación de los servicios a futuras visitas dando la información necesaria para la confección de una oferta más particularizada según perfil, lo que aumenta la probabilidad de reenganche del cliente. ¿Cuáles dirías que son algunos de los factores diferenciales claves a la hora de fidelizar a los clientes? Desde el prisma de la tecnología, para conseguir fidelizar al cliente en este sector es necesario garantizar los parámetros de rapidez en las búsquedas de proveedores, usabilidad de las aplicaciones y confiabilidad y seguridad en el pago. De las nuevas aplicaciones y herramientas, ¿cuál es la que más demandan en el sector?   No sabría concretar una sola, cuál es la más demandada. Eso sí, percibimos una necesidad muy alta en el acceso a la información almacenada en herramientas y aplicaciones pero al servicio de todos los involucrados en la producción a cualquier nivel. La popularización o democratización de acceso a los datos que inciden en el día a día de cada empleado. Ya no son útiles los cuadros de mando para los cargos directivos ¿Por qué? Es la única forma de poder optimizar y mejorar el servicio o producto ofrecido. Por último, querríamos saber, ¿qué pueden esperar los asistentes de tu ponencia? Un repaso por las tecnologías turísticas como herramientas necesarias, haciendo referencia a algunos  matices de gestión del cambio y de la configuración de los equipos humanos de TI encargados de su implementación y evolución en las organizaciones.